La presentación de la VIII Edición del Programa Superior de Dirección y Gestión Estratégica del Universo del Lujo (#PSUL14) reunió en el Instituto de Empresa a representantes del sector del vino de todas las áreas, desde las bodegas hasta la distribución pasando por el periodismo y la información especializada, en la jornada “Creación y posicionamiento de una gran marca de vino en el universo del lujo. Retos, oportunidades y casos de éxito”.

 


Susana Campuzano, Directora del Programa Superior de Dirección y Gestión Estratégica del Universo del Lujo, inauguró el acto presentando el curso de este año así como sus módulos, claustro, trasfondo cultural y valor experiencial de las salidas al mercado que realizan para llevar la teoría a la práctica.

 

“Hemos ampliado las horas que le dedicamos a los vinos y la gastronomía porque es un sector que está aumentando y creciendo en España en la actualidad. Queremos potenciarlo, cada año más, para concienciar a nuestros alumnos”

 

Campuzano reconoció que el premium es una categoría y que la gastronomía está a la alza.


“El premium es el antiguo gourmet y está creciendo mucho. Tras la crisis se recuperará el sector y, con él, Horeca”

Enrique Valero, General Manager de Abadía Retuerta, tomó la palabra para trasportar al público asistente a dicha bodega, “un lugar con alma del que se gana la experiencia de ir”.

Con una presentación de lo más original, enseñó los interiores de Casa Abadía Retuerta y el Club The Craft mientras afirmaba que buscaba hacer negocio ‘de forma discreta’. ”Abadía Retuerta piensa en el consumidor. Más que un vino, es una experiencia”, destacó.

“Se consume menos vino pero se elige más calidad: marcas y lujo”

Valero se mostró totalmente optimista ante el consumo de vino en España que, según él, ha aumentado en los hogares. “La mujer está totalmente incorporada al mundo del vino. Hace unos años estaba mal visto ver a una señora con una copa de vino en la mano. Pasa algo parecido con los jóvenes, solo que ellos disfrutan de una libertad que no usan, pero creo acabarán involucrándose también”, recalcó.

 

Habló también sobre la marca España y reconoció que no transmite bien los valores porque no tienen los presupuestos necesarios: “Hay que seguir apostando por ella, pero en el sector del vino no nos ha ayudado”.

Andrés Ardid, Director General de Lavinia, aportó datos reales sobre la situación del mercado desde el punto de vista de su empresa. Según indicó, Lavinia vende 1.300.000 botellas con más de 250.000 clientes. Valoró el servicio de los sumilleres y la experiencia de las tiendas: “Nuestro objetivo es el consumidor. El vino es cultura”, afirmó.

Según indicó, el consumo doméstico ha caído un 28% desde el año 2000. “El consumo del vino per cápita en España es 17 litros por año”, comentó.

“Hay mucho consumo gracias a Horeca, aunque también ha descendido. Los vinos con D.O. tienen un 38.5% de volumen en los hogares. La media de PVP es de 3.7% €/litro en las D.O”

Ardid presentó el proyecto “Las primicias de Lavinia” y reveló que España es el segundo país que consume menos vino por habitante y año. Señaló a Suiza y Alemania como líderes de exportaciones en Europa, y a Estados Unidos como exportador mundial. En el debate abierto tras su ponencia, una representante de Vente Priveé preguntó por las ventas de vino que tenían a través de internet. Tras algunas risas y un momento un poco incómodo, Ardid eludió la pregunta y no respondió.

 

 

Finalmente, apeló a la sociedad española porque “nuestro país es la primera extensión de vinos en el mundo. España sigue siendo rural. Ese producto nos diferencia como sociedad, aunque no seamos buenos embajadores fuera”, concluyó.

 

Alejandro Aznar, Presidente de Vinos de los Herederos del Marqués de Riscal, siguió la línea de la exportación y aprovechó para presentar su proyecto  ”Ciudad del Vino”.

 

 

Sobre el futuro, Aznar opinó que la crisis ha cambiado el patrón de consumo del vino. Destacó el enfrentamiento entre vino y cerveza, muy presente en este tipo de eventos, y matizó que en los restaurantes el consumidor no bebe vino, sino agua o cerveza, pero que luego en los supermercados si que compra una botella para llevar a una cena de manera puntual. “Tras la crisis eso cambiará”, apostó.

“España es un país de bares y la gran superficie pasa por encima de Horeca”

Mónica Muñoz, Presidenta de esta cabecera, Mercados del Vino y la Distribución, se desbancó en su ponencia mostrando la cara especializada de la información a través de las experiencias que produce el lujo en el consumidor. “El lujo no se ha democratizado, se ha hecho espiritual”.

Desde su visión como periodista, cree que el lujo es imprescindible para conservar la parte más noble del ser humano.

“La gestión de  la comunicación del lujo es muy compleja y el mundo se polariza. Los ricos son cada vez más ricos y los pobres, más pobres”