En Español In English
Facebook Twitter Youtube RSS
Noticias Nacionales
 
 
Experiencia Riscal. Sensaciones.
 

 

 

“Hemos viajado a grandes castillos y dormido en sus fastuosas habitaciones. Hemos visitado tabernas remotas y bebido dulces licores. Hemos probado jugosos asados y pasteles y tomado hidromieles que nos han hecho embriagar. Hemos entrado en catedrales centenarias para poder saquear sus preciados tesoros. Hemos oído a trovadores contarnos maravillosas historias. Hemos reído, hemos bailado y hemos cantado bellas canciones.

 

Somos Pepacooks y hemos estado en la #ExperienciaRiscal.”

 

Parafraseando el libro “El nombre del Viento”, así podríamos resumir el viaje que realizamos hace unos días a Elciego a descubrir Marqués de Riscal. No me gusta tomar excesivas notas en los eventos y si quedarme con las sensaciones y eso es lo que os quiero contar hoy aquí.

 

Transmitir en twitter el directo de lo que estas viviendo es suficientemente intenso como para anotar detalles técnicos de vinos o bodegas que a muchos de vosotros solo os dan exceso de información.

 

El último evento lo podíais seguir en Twitter con el hashtag #experienciaRiscal y vaya si ha sido una experiencia. Completamente inolvidable. Si podéis repasadlo lo entenderéis.

 

 

En un par de entradas os queremos contar esas sensaciones. Es muy difícil relatar como un descorche de una botella te pone los pelos de punta, como un abrazo final te hace llorar o como un Lunes por la mañana aún cansado solo puedes sonreír de pensar en lo que has vivido. Vamos a empezar por el final de la Experiencia, que será irrepetible para unos mortales como nosotros.

1956. Ese año será para nosotros inolvidable a partir de ahora. No nos representaba en nada, pero lo queremos. De ese año son las dos botellas de vino que se descorcharon el domingo por la mañana en “La Catedral” donde Marques de Riscal guarda las mejores emociones. Vivir un degüelle de una botella tan añeja no tiene precio, al menos para nosotros y las sensaciones de probar un vino tan “mayor” tampoco.

 

 

 

 

A falta de uno, esta vez fueron dos y las sorpresas fueron completamente distintas. Hongos, pelo, sudor, cuero… Aromas que todos tenemos en la mente, pero que hasta que no los notas por primera vez no te imaginas que pueden estar con tanta nitidez en un vino. Estos vinos cambian mucho y al tiempo de abiertos aparece algo de fruta y lejanas notas de madera, especias o café y te hace sonreír. O incluso llorar. Una maravilla.

No es fácil disfrutar de un momento como este en la vida y por eso sirva este post de agradecimiento a toda la gente de Marqués de Riscal, Ramón, Rocío, Ester, José Luis y sobre todo Rafael, por lo bien que nos habéis hecho sentir. Una vez más a Marta Miranda, que representa las cosas buenas de la vida. 

 

 

 

 

 

 
 







Acepto las Normas para escribir Comentarios
Enviar   


 
 

NUESTROS VINOS

Barón de Chirel VerdejoFrank Gehry Selection 2012Barón de ChirelFinca TorreaMarqués de Riscal 150 Aniversario
 

Tienda www.Amigosderiscal.com

 

BLOG

Marqués de Riscal presenta Barón de Chirel Verdejo y Frank Gehry Selection 2012Barwell & Jones visita Marqués de RiscalMarqués de Riscal visita IsraelMarqués de Riscal visita China y JapónLa ecuación perfecta para conseguir la mejor chuleta
 

CONTACTAR

Bodega Elciego Bodega RuedaDepartamento Comercial Marketing y ComunicacionRelaciones Públicas
 

LA EMPRESA

Marqués de Riscal, la historiaMarqués de Riscal D.O. Ca. RiojaMarqués de Riscal D.O. RuedaVinos de la Tierra de Castilla y León Compromiso de Calidad
 

MEDIA CENTER

Imagen de la semanaVino en la Red